Entrevista en Clínica Alemana

pain ii

Reportaje sobre lumbociática con entrevista al Dr. Álvaro Silva González en publicación de Clínica Alemana. 

Lumbociática: Más que un dolor de espalda

Andrés (28) empezó a sentir poco a poco un dolor en la espalda que le quitó la sensibilidad de su pierna derecha, no podía conducir y caminaba con dificultad. Cuando le diagnosticaron lumbociática, pensó lo peor, que tenía que operarse y pasaría meses recuperando la movilidad de su pierna. Sin embargo, el tratamiento consistió en kinesiterapia y calmantes. Luego de varias sesiones retomó su vida habitual.

La Lumboiciática consiste en el compromiso de las raíces nerviosas que forman el nervio ciatico dentro de la columna vertebral.

La lumbociática afecta por igual a mujeres y hombres de entre 25 y 45 años.

Se inicia con un fuerte dolor lumbar que aumenta con el movimiento y cede con el reposo. Este malestar suele ser muy intenso y evoluciona en horas o días a un dolor tipo eléctrico que baja por la extremidad hasta el pie.

El doctor Álvaro Silva, traumatólogo del Equipo de Columna de Clínica Alemana, explica que “dependiendo del compromiso del nervio ciático, el paciente puede experimentar hormigueos, adormecimiento en el pie y debilidad para caminar. Por ejemplo, si la raíz nerviosa afectada es la raíz L5, la persona se tropieza al no poder levantar el pie, en tanto, si es la raíz S1, se le hace difícil subir escaleras en puntas de pie”.

Excepcionalmente, menos del 1% de los pacientes pueden debutar con compromiso de la región perineal, disminución de la sensibilidad de la zona y disfunción de los esfínteres vesical y anal, agrega el especialista

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica y el examen físico. Se deben descartar otras enfermedades neurológicas que pueden simular una ciática, como por ejemplo, la neuropatía del diabético.

La confirmación de la causa de la ciática se realiza mediante imágenes: resonancia nuclear magnética o con tomografía axial computada. Lo más frecuente (90%) es que la lumbociática se deba a una hernia del núcleo pulposo o hernia discal, es decir, cuando todo o parte del centro blando de un disco de la columna es forzado a pasar a través de una parte debilitada del disco.

Esta alteración puede ser irritativa, lo que significa que el paciente tendrá dolor en el territorio del nervio (del glúteo al pie). O puede presentarse con déficit neurológico, es decir, pérdida de sensibilidad o de fuerza hasta la disminución total de ésta, en un grupo de músculos de la pierna.

Otras causas ( 10%) son compresión del nervio o de sus raíces dentro o fuera de la columna por quistes sinoviales, tumores benignos de los nervios y estrechamiento del canal lumbar.

Tratamiento

Entre el 70 y 80% de las lumbociáticas por hernia discal se maneja exitosamente con tratamiento médico (no quirúrgico) que consiste en la administración de analgésicos, antiinflamatorios, fisioterapia y kinesioterapia. Habitualmente, las molestias y el déficit de sensibilidad o de fuerza desaparecen en seis semanas.

Cuando los síntomas son muy intensos y el paciente tiene pocos signos de falta de sensibilidad o de fuerza, se puede administrar un corticoide peridural. Si este fármaco se indica precozmente, permite acortar la duración de los síntomas.

Sin embargo, si el paciente presenta una lumbociática con disfunción de los esfínteres, se debe operar lo antes posible, ya que significa que la hernia discal está comprimiendo no sólo las raíces nerviosas que inervan las piernas, sino también las que comandan los esfínteres.

Asimismo, si la persona presenta déficit motor progresivo, es decir, cada día que pasa tiene menos fuerza, se debe operar, ya que si no lo hace es posible que quede con una parálisis de algún músculo de la pierna.

Finalmente, si el dolor es sintenso y no cede con la medicación habitual o los síntomas se mantienen durante más de seis semanas, la cirugía es recomendable pues es difícil que la hernia discal desaparezca y deje de comprimir sólo con medicación.

El doctor Silva explica que “La cirugía consiste en la extracción de la hernia discal utilizando una técnica mínimamente invasiva o un método microquirúrgico, con un excelente postoperatorio y ambas disponibles en Clínica Alemana.”

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: